Perspectivas de la comunicación 2013 Wellcomm, o cómo tirarse a la piscina sin saber si hay agua

Captura de pantalla 2013-02-22 a las 13.33.43

Durante la última década el mundo de la comunicación ha experimentado los cambios estructurales más profundos de su historia. La popularización de Internet quebró gran parte de las reglas supuestamente irrefutables que guiaron esta profesión (y este negocio) desde sus inicios. Vivimos tiempos apasionantes para los profesionales de la información. Medios, departamentos de comunicación empresariales, agencias y estudios pisamos sendas vírgenes en la actualidad. Trabajamos instalados en un periodo de prueba y ensayo, la tan popular beta continua.  Nada está escrito, nada es seguro.

El anuario Perspectivas de la Comunicación 2013 de Wellcomm es un buen reflejo de la situación actual. Proyectos como Revista Mongolia, Jot Down, Vis á Vis, Agora News, Hacks & Hackers Madrid o La Marea entre otros ocupan sus páginas. En este anuario se mezclan las visiones de verdaderos clásicos de la comunicación española junto con estos nuevos referentes que, en muchos casos, no existían hace tan sólo cinco años. Es más, seguramente si no fuera por el cataclismo economico-social en el que vivimos instaurados en España en el último lustro, no habrían existido nunca. Y es que, como dicen en Wellcomm, el reto es reinventarse. Una reinvención en muchos casos obligada por las circunstancias, pero beneficiosa para todos, por muy complejo que esté siendo el camino.

Esta nueva Era de la comunicación nos ha cambiado el esquema a todos los profesionales del sector. Nos ha hecho poner en duda todo lo aprendido, saltar a piscinas donde nadie, ni nosotros mismos, sabíamos si había agua. Sólo por eso, esta nueva etapa es buena. Gracias a ella hemos aprendido que somos capaces de hacer muchas más cosas de las que nos creíamos capaces de hacer.

El anuario Perspectivas de la Comunicación de Wellcomm está lleno de historias que merecen ser conocidas. Desde aquí el equipo de Visual Thinking os invitamos a que lo visitéis y queremos agradecer especialmente a Rosa Matías la posibilidad que nos dio de participar en su elaboración.